Realizar un masaje con tu bebé

Las condiciones adecuadas

 - Puedes realizar masajes a tu bebé desde el nacimiento hasta los tres años, e incluso más tiempo si parece disfrutar de estos momentos.

- Escoge un momento tranquilo, cuando estés totalmente disponible para poder dedicarte por completo al masaje, sin interrupciones.
- Instálate en una habitación caldeada (aproximadamente 26ºC) y tranquila, con una luz tenue.
- Coloca a tu bebé frente a ti sobre una toalla o una manta, sobre la cama, un cambiador o en el suelo sobre una alfombra mullida.
- Deberás tener las manos limpias y tibias, y las uñas cortas.
- Quítate cualquier elemento, como joyas, que pueda lastimar a tu bebé.
- Utiliza un aceite de masaje específico para bebés. Aplícalo en tus manos y frótalas para entibiar el aceite antes de tocar a tu bebé.
- La piel de tu bebé debe estar sana, no irritada.
- Evita realizar el masaje si tu bebé está enfermo, o inmediatamente después de comer o de tomar el biberón.

 

 

 

Tu valoración

Enviar un mensaje