Las zonas irritadas

Prevenir las irritaciones

- Cada día, después del baño, hidrata cuidadosamente la cara y el cuerpo de tu bebé con un cuidado específicamente adaptado a su delicada piel.
- Si hace frío, aplica antes de salir una crema protectora sobre las partes expuestas de tu bebé.
- Si observas un corte o un rasguño, límpialo y desinféctalo con cuidado.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje