Cómo preparar a los hijos mayores la llegada de un bebé

Durante el embarazo

- Anuncia tu embarazo lo antes posible a tus hijos. Por lo general, aconsejamos esperar a que termine el primer trimestre, durante el cual los riesgos de aborto espontáneo son más elevados. Sin embargo, los niños son muy intuitivos y suelen notar que algo ha cambiado. Es probable que se preocupen por ver a su madre cansada o con náuseas. Por lo tanto, puedes decidir hablarles sin esperar, con palabras sencillas y adecuadas para su edad.
- No anticipes sus reacciones y déjales asimilar la noticia. Cada uno se acercará a ti a su debido momento para expresarte su alegría, su inquietud o sus preguntas. Escucha todas sus emociones, sin regañarlos si no están contentos, y reafírmales tu amor por ellos.
- Ayuda a tus hijos mayores a tomar conciencia de lo que se avecina. Para un niño, un embarazo es realmente largo y el bebé escondido en tu vientre permanece como una idea abstracta. Cuéntales cómo el bebé «crece» en el vientre de su mamá: existen muchos libros adaptados a cada edad que podrán servirte de ayuda. Habla con tus hijos acerca de su propia llegada al mundo, mostrándoles fotos de ti embarazada, de la maternidad, de ellos cuando eran bebés, etc. Por último, incentívalos a tocar tu vientre para sentir al bebé moverse, pero sin obligarlos si se muestran reacios.
- Haz que tus hijos participen en los preparativos para la llegada del bebé. Muéstrales tus compras, pídeles un consejo acerca del color de la habitación, hazles elegir un peluche o ropita para su nuevo hermanito o hermanita...
- No descuides a tus hijos mayores, aunque el embarazo te provoque mucho cansancio. Simplemente adapta las actividades que realices con ellos a tu estado: comparte momentos tranquilos, como un juego de mesa, la lectura de un cuento, la preparación de un bizcocho, una siesta y muchos mimos.

 

Tu valoración

Enviar un mensaje